Historia

Horarios

 

Lunes a Viernes

7:30 a 23:00

 

Sábado - cerrado

 

Domingos

9:00 a 23:00

Autovía del Cantábrico

Salida 445

Ballota - Asturias

 

Coordenadas. Latitud: 43.552194

Longitud: -6.335287

Teléfono: 985 59 82 64

Fax: 985 59 81 86

 

WhatsApp: 619 22 52 87

 

 

E-mail: info@casafernando.es

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador, en nuestra Política de Cookies. Ver política de Cookies

 

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

Nuestra Historia

 

Casa Fernando fue fundada en 1945 como bar y peluquería por Fernando Alonso y su esposa Leonor .En un principio, el establecimiento contaba con una pequeña barra de madera y Fernando compartía su tiempo con labores de peluquero.

 

Más tarde sus dos hijos Fernando y Luis Carlos se unieron al trabajo y el negocio fue aumentando.

 

En 1984, su hijo Fernando Alonso y su esposa Josefina continúan con la tradición familiar y realizan una remodelación en la que Casa Fernando cuenta con dos hoteles, un restaurante, una cafetería y una terraza, dando un nuevo impulso al negocio.

 

En junio de 2012 fallece Josefina y a Fernando le quedan pocos meses para jubilarse. Su hijo Miguel Ángel y su esposa Beatriz estaban pensando en seguir con la tradición familiar, pero éste sufre en el mismo mes un accidente de moto que le provoca una paraplejia.

Esta situación hace que Fernando al cumplir los 65 años en octubre de 2012 cierre el establecimiento y espere a que vuelvan su hijo y su nuera del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo y decidan que hacer con el negocio.

 

El 1 de mayo de 2013 Casa Fernando de la mano de Miguel y Beatriz vuelve a abrir sus puertas, como era el deseo de la fallecida Josefina, continuando con parte del personal anterior y en la misma línea de negocio.